viernes, febrero 03, 2006

La ufología es un circo

Entrevista con Luis Ruiz Noguez

Continúa interesado en el tema a pesar de no haber encontrado una verdadera prueba de que la Tierra esté siendo visitada por seres extraterrestres, ¿cómo explicar esta actitud? Podemos intuir la respuesta cuando afirma que lo más divertido de la ufología no son los casos, ni las fotografías ni los videos sino ¡el estudio del comportamiento de los ufólogos!

Luis Ruiz Noguez es autor de los primeros libros escépticos publicados en México: 100 Fotos de extraterrestres; Carlos Antonio de los Santos, el piloto acosado por los OVNIs; Los OVNIs estrellados en México y La autopsia extraterrestre, un mito dentro del mito. Era uno de los editores de la revista Perspectivas Ufológicas, escribía la columna “El rincón del escéptico” dentro de la revista Contacto OVNI, fue el responsable dentro de esta misma publicación del número especial dedicado a los "contactados", y -junto con Oscar García- del especial sobre la supuesta autopsia extraterrestre. Actualmente puede leerse su trabajo en Dios!, La Nave de los Locos, Perspectivas y, por supuesto, Marcianitos Verdes. Luis conoce en profundidad el tema del que escribe, actualmente es -en México- el escéptico activo con mayor experiencia en el fenómeno OVNI. A pesar de todo esto ¡afirma que nunca ha estado en el lugar correcto! Esto debido a la forma en que los medios de comunicación han promovido el llamado fenómeno OVNI:

Cuando estábamos en Contactos Extraterrestres y tratábamos de demostrar que había extraterrestres en la Tierra, la gente nos tomaba de a locos, éramos minoría. Ahora somos escépticos y estamos en el lado equivocado, seguimos siendo minoría.


En entrevista Luis nos revela los secretos de la ufología, y no podía ser de otro modo, nuestra charla comienza con los inicios de todo este embrollo... Había una vez...

Keneth Arnold dijo que había visto nueve objetos que volaban como si fueran platos lanzados al agua, se mueven como, sin embargo, el periodista Bill Baquette escribe que Arnold vio nueve objetos que tenían forma de plato. El objeto que dibuja Arnold es una semiluna achatada de la parte de atrás o bumerang. En esa época y en esa zona se estaba probando el XB-39, que son alas volantes, y eso fue lo que vio Arnold, la velocidad que les calculó estaba equivocada. En el informe Condon se expone este error, aunque no se mencionan las alas volantes. Si Arnold vio naves extraterrestres y sus naves tenían forma de boomerang, ¿por qué la gente reportaba haber visto objetos con forma de plato? Tendríamos que suponer que los extraterrestres rediseñaron sus naves para no contradecir a Baquette.

El de Arnold es el primer informe, pero ¿en qué momento nace la ufología como tal?

El inventor de la ufología fue Ray Palmer. Durante la época en la que Palmer editó la revista Amazing Stories se dio el llamado “asunto Shaver”. Richard Shaver era un soldador que estaba loco, él decía que los extraterrestres y los intraterrestres se comunicaban con él mediante los zumbidos de su máquina de soldar. Las historias que Shaver escribió acerca de los deros y los teros, Palmer las publicó. Todo lo que me quieras platicar sobre ovnis ya estaba en lo que escribió Shaver. Sería interesante que los psicólogos o los sociólogos analizaran cómo es que han influido tanto en nuestra sociedad las ideas de un loco. Y eso los ufólogos no lo saben. Cayeron las ventas de Amazing Stories, se salió Palmer, vino el rollo de Keneth Arnold y de inmediato se le prendió el foco a Palmer. Contactó con Arnold, primero lo mandó a la goma, Palmer estuvo insistiendo. Arnold no sólo fue el primero en ver “platos voladores” sino que fue el primer ufólogo, Palmer le pagó por investigar el caso de la Isla Maury.

Es increíble la forma en que ha evolucionado la ufología desde que nació...

Aime Michel decía que la ufología es un circo, y lo decía por las cosas absurdas que se dicen; yo también digo que es un circo, pero en el sentido de que lo que se presenta se va complicando. Comienzas presentando un payaso que hace malabares con tres pelotitas, luego con cinco, luego con diez, la gente se aburre, entonces hace malabares subido en un triciclo, después en un monociclo, etc. La gente va pidiendo más y más. Lo mismo pasa en la ufología: se presentan fotografías de puntitos, luego fotografías de platillos, más adelante de extraterrestres, luego ya no son fotografías sino videos.

¿Crees que la historia de la ufología podría ser interesante para los sociólogos?

En México ni los que se dedican a las ciencias naturales o duras, ni los que se dedican a las ciencias sociales, se han interesado en el fenómeno ovni. Los psicólogos y los sociólogos podrían estudiar todo esto... Pero bueno, ni siquiera los nuevos ufólogos conocen la historia de la ufología.



¿Cómo fue tu primer acercamiento al tema?

Conocí la ufología a los ocho años. Mi tía tenía una mercería en la calle Juan Escutia y una de sus clientas vivía en la calle de Zamora, esa clienta era María Cristina de Rueda, esa señora era la representante en México de Adamski. Adamski había presentado Flying Saucers Have Landed como un relato de ciencia ficción, Orthon no tenía nombre, lo iba a publicar en el 45 ó 46, no pudo y posteriormente vino el rollo de Arnold, entonces Adamski decide modificar su relato, ya no lo presentaba como ficción sino como un encuentro auténtico. María Cristina tradujo y publicó todos los libros de Adamski. El supuesto contactado venía frecuentemente a México, yo estuve en dos ocasiones.

Con la revista Duda, lo increíble es la verdad, un adolescente Luis volvió a toparse con la ufología. Pero no estaba dispuesto a ser un espectador pasivo. Fue poco antes de ingresar a la Facultad de Química de la UNAM cuando comenzó a escribir algunas notas con la intención de que las publicaran en Duda; Ariel Rosales –entonces editor de la revista- le puso un reto: tendría un espacio en dicha publicación si era capaz de entrevistar al piloto Carlos Antonio de los Santos Montiel, quien había estado a punto de ser secuestrado por los visitantes extraterrestres, Luis fue capaz de superar la prueba.


¿Y cómo llegas a Contactos Extraterrestres?

Yo hablé por teléfono, Héctor Chavarría dice que me porté muy misterioso, nos citamos en el Sanborn’s de San Ángel, de hecho Héctor escribió un cuento de ciencia ficción basado en esa cita. A mí me daba temor de publicar con mi nombre, pensaba que me podía causar problemas en mi carrera. Los artículos más corrosivos los escribí yo, y Héctor ponía una notita: “Nuevamente nuestro ingeniero causa polémica”. Antes de Chavarría el director de Contactos era Ariel Rosales, y cuando yo llegué con una serie de artículos escépticos me mandó derechito a la goma. Los mismos artículos que le mandé a Rosales, Héctor Chavarría los publicó cuando tomó la dirección. La mayor parte de los artículos los escribíamos Fernando Téllez, obviamente Chavarría, Schwarz, Pablo Latapí y yo.

Sociedad Mutualista” es el cuento del que habla Luis.


¿Cómo es que pasas de creyente a escéptico?

Estaba la revista que necesitaba nutrirse de artículos, a nosotros nos pagaban por escribir e ir a investigar. Teníamos los medios económicos. Yo iba con las ansias locas de ver el ovni, era un crédulo completo. Todos éramos creyentes, pero yo era un crédulo. Llegábamos a investigar, hacíamos la encuesta, entrevistábamos a la gente, veíamos cómo estaba la cosa, si podíamos tomábamos muestras. Había malas interpretaciones, pero la mayor parte de las veces eran fraudes. Nunca hubo un caso auténtico. A pesar de ir con toda la buena intención de encontrar verdaderos casos ovni, no los encontrábamos.

¿Entonces no existe el fenómeno OVNI?

Yo sé que hay un fenómeno, lo que no acepto es que sea una cuestión extraterrestre. Hay estímulos –físicos en su mayor parte- que originan los avistamientos y también hay una serie de fenómenos psicológicos y sociales.

Hay fenómenos atmosféricos con los que no está familiarizada la gente de las ciudades, a esos fenómenos se les dan connotaciones extraterrestres. Las centellas o relámpagos esféricos son uno de ellos, la cantidad de relámpagos esféricos –según Uman, uno de los mayores expertos en este ramo- es todavía mayor que el de los relámpagos normales; se cree que las centellas son plasmas formados en el medio ambiente –sin que necesariamente haya tormenta-, y van del tamaño de un puño hasta varios metros de diámetro. Las centellas tienen un comportamiento curioso y podrían llevar a creer que tienen una inteligencia, entran a través de los ojos de las cerraduras, pasan a través de los vidrios, en ocasiones queman a la gente que está cercana a ellas, se escuchan zumbidos, normalmente duran menos de un segundo, pero se han reportado fenómenos que duran minutos e incluso horas. Debido a los medios de comunicación, que han estado promoviendo la idea de que los extraterrestres están visitando la Tierra, la gente interpreta de esa forma aquello que no entiende; alguien observa una centella y en su mente se transforma en una nave o platillo volador, hasta le puede ver patitas, los más fantasiosos dirán que bajaron extraterrestres. Pero no sólo son centellas, también hay halos, nubes noctiluscentes, destello verde, luz zodiacal, glorias, etc. Hay otros fenómenos relacionados con los ovnis que tienen una explicación natural, como los llamados anillos de hadas, pero los ufólogos le dan una interpretación extraterrestre.


Esto es lo que los investigadores psicosociales afirman ¿no?

Para Michele Monnerie la respuesta al fenómeno ovni está en el interior del percipiente. El observador ve un fenómeno natural y lo interpreta como algo extraterrestre. La hipótesis psicosociológica tuvo gran influencia en Francia, algo en España, bastante en Italia, pero no en México, tampoco en Estados Unidos.
Monneri se preguntó lo que sucedería si no existieran los ovnis, va reflexionando y llega a la conclusión de que no es necesaria la existencia de los extraterrestres para que exista la literatura ufológica. Los casos se pueden explicar sin la hipótesis extraterrestre.

¿Qué tanto le debe el enfoque psicosocial a la corriente paranormal?

A Monneri lo alimentaron varias corrientes, una de ellas es la de Valleé. Es el que forma la corriente paranormal a la que posteriormente se unen John Keel y Freixedo. Valleé inicia el rollo diciendo que los extraterrestres actuales eran las hadas, los gnomos y los ángeles de antaño. Cosa que los de Nonsiamosoli tomaron al pie de la letra. Y como anteriormente eran ángeles y ahora son extraterrestres, eso entonces implica que la verdad no está allá afuera. O como decía Paul Éluard: Hay otros mundos pero están en éste.

¿Puede verse la ufología como una cuestión religiosa?

Ni siquiera los ufólogos se han dado cuenta de que esto es una religión. Y como en toda religión, no es necesario demostrar absolutamente nada, es una cuestión de fe: lo crees o no lo crees. Cada vez es más difícil entender ciencia, incluso para los científicos ya que se tienen que especializar, y el lenguaje que se utiliza es cada vez más críptico. Una porción de la sociedad está buscando respuestas, no las encuentra en la ciencia ni en la religión, y hace una mala fusión de las dos, y crea una nueva religión: la ufología. No necesitas ir a la universidad para entender lo que cuentan los ufólogos, a fin de cuentas son buenos contadores de historias.

Un día le decía a Oscar García que era curioso que en junio de 1847 se empezaran a oír raps –con las hermanas Fox- y poco tiempo después se forma una religión: el espiritismo, ahora es el espiritualismo. ¿Qué sucede cien años después? El 24 de junio de 1947 Arnold ve aquellos nueve objetos y poco tiempo después surge la ufología, que es una religión. A principios de los noventa le preguntaba a Oscar “¿cuál crees tú que será la próxima religión?”. No digo que vaya a ocurrir en el 2047. Oscar decía que la gente comenzaría a creer que las computadoras, y particularmente internet, están habitadas por seres vivos, ya he escuchado algo así.

Entonces la ufología es una religión en la que muchos ganan bastante dinero.

Claro, la ufología también es un negocio, Maussán ha ganado mucho dinero, y no solamente él, hay muchas personas que han lucrado con esto.

¿Es Ray Santilli quien más ha ganado dinero con los ovnis?

No, ganó mucho dinero... Es uno de los que más ha ganado... Benítez no directamente con los ovnis pero sí con los plagios que ha realizado. A nivel mundial posiblemente sea quien más ha ganado.

Sería interesante hacer la lista con los diez supuestos investigadores que más dinero han ganado con los platillos voladores.

Posiblemente esa lista exista. Hay una revista –que ahora ya está en la red- que se llama Saucer Smear, cada número se le cambiaba de nombre, la hace un ufólogo que se interesa más en los ufólogos que en los ovnis. Y eso es lo más interesante del fenómeno ovni: lo más divertido de la ufología no son las fotografías o los videos sino el estudio del comportamiento de los ufólogos. El Saucer Smear es como el TVyNovelas de la ufología. Y seguramente ahí tengan la lista de la que hablas.



Los ufólogos no presentan pruebas materiales. “Mientras tú no me expliques el caso fulano, esa es la prueba”.

Eso es lo que está mal. Desde el punto de vista de la ciencia o el derecho, el que afirma o el que acusa es el que tiene la obligación de demostrar. Si yo te acuso de haber asesinado a alguien, yo tengo que demostrar que lo hiciste, si no lo hiciste no tienes por qué preocuparte; los ufólogos hacen la afirmación extraordinaria: los extraterrestres nos visitan, y te dicen “demuéstrame que eso no es cierto”. Desde el punto de vista de la lógica, tú no puedes demostrar la negación. La negación no se demuestra... Nosotros los escépticos hemos caído muchas veces en el juego.

Tú desarrollaste el concepto de “objeto ufológico permanente” como prueba real de presuntas visitas extraterrestres, coméntame al respecto.

No es que sea tan sagaz, eso me lo fusilé de los parapsicólogos. Los verdaderos parpsicólogos –como Susan Blackmore- se dieron cuenta de que no había pruebas de fenómenos paranormales, sólo hay cuestiones anecdóticas. Se necesita algo que se pueda analizar y que no desaparezca, algunos médiums presentaban anillos de diferentes materiales entrelazados (madera con metal) y supuestamente no había soldaduras o pegamento, pero esos anillos se perdían, por eso se habla del ‘objeto paranormal permanente’, que no desaparezca, que no se extravíe y entonces pueda ser analizado por cualquier científico. Mucha de la literatura parapsicológica, y no me refiero a revistas como Más Allá sino a Journals con un formato académico o científico, se refiere a los objetos paranormales permanentes. De ahí me robé el concepto, y digo que los ufólogos tienen que presentar el Objeto Ufológico Permanente (OUP). Ni las fotografías ni los videos son pruebas de que estemos siendo visitados por extraterrestres, y mucho menos ahora con los avances tecnológicos que permiten fabricar fotografías o videos tan bien hechos que pueden engañarnos.

¿Cuál debería ser el OUP?

Del tamaño de las afirmaciones debe ser el tamaño de las pruebas. El objeto ufológico permanente es una nave extraterrestre o el extraterrestre, y no quiero al extraterrestre para matarlo, Maussán me decía que se veían mis instintos asesinos, ¡no!, haces una biopsia, le cortas cabello, le cortas las uñas, tomas un pedazo de su piel, ni le va a doler y puedes analizar su ADN, y ver si es completamente diferente a lo que hay en la Tierra.

Mientras el objeto ufológico permanente no aparezca ¿cómo debe investigarse?

La investigación es como un juego de ajedrez, debes tratar de descubrir cómo hicieron el fraude, o en qué se equivocó la señora o con qué está confundiéndose; tratar de poner las piezas del rompecabezas para tener el panorama general. Los ufólogos no lo hacen de esa manera. Ahí están equivocados.



En el primer número que adquirí de la revista Contacto OVNI aparecía un artículo tuyo en una sección llamada El rincón del escéptico, posteriormente aparecieron artículos escépticos, ¿por qué dejaron de publicarse?

Oscar García, quien llegó a dirigir la revista, recibía los artículos de los ufólogos y me preguntaba si tenía algo al respecto. Eso estaba excelente, muy divertido, pero hubo golpe de Estado. Se reunieron los ufólogos y hablaron con el dueño, le dijeron “¿de qué se trata? esta es una revista de ovnis y está dirigida por escépticos, si no los corres nosotros nos vamos y la revista se va a caer”. Y no es mentira, pregúntale a cualquiera de ellos, a Mario Torres, a Luis Ramírez, a cualquiera de los que escribían. De cualquier forma tenían razón, no creo que la revista se hubiera caído, pero tenían razón en el sentido de que era una revista de ovnis y estaba dirigida a personas que creían en ovnis, y nosotros desmentíamos a los ufólogos.

No podía dejar de preguntar lo siguiente: ¿hay algún caso que realmente te haya sorprendido?

Hay uno nada más... Es el único que se me hace extraño. Es el caso Cash-Landrum. Betty Cash y Vickie Landrum vieron, junto con el nieto de Vickie, una especie de diamante. La señora murió de cáncer. Iban en la carretera, se les aparece un objeto en forma de diamante y sienten una tremenda ola de calor, el niño se esconde debajo del tablero, Vickie sigue en el volante, pero Betty sale a observar, ella es la que murió, a los tres meses del avistamiento se le comenzó a caer el cabello. Hay casos de centellas en forma de gota que podrían dar la forma de un diamante. Eso es lo más extraordinario que he encontrado en la ufología.

Así terminamos nuestra plática con Luis Ruiz Noguez, quien seguramente con sus artículos seguirá causando dolores de cabeza a los ufólogos, algo que se agradece ya que, como afirma, existen muchas personas que no son escépticas porque sólo conocen la versión fácil y amañada de los ufólogos charlatanes; si se les dan argumentos y alternativas racionales pueden reafirmar su convicción crítica.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, reciban ustedes un cordial saludo. Estuve leyendo esta interesante entrevista y quisiera decirles que ,al menos para mí, resulta un gran estímulo para esforzarnos en realizar mejores investigaciones y más contundentes, con evidencia y buenas pautas. Además de ser muy autocríticos con nosotros mismos y ver si es que podemos aportar algo real e interesante a este enigma que parece... no tener fin.
un gran saludo y felicidades.

Elizabeth Ramírez
Gifor-Chile.-

Pink Panther dijo...

Hola ke tal?? me encanto tu blog, esta super completo y bueno yo tengo un blog donde al igual ke tu expongo casos de fraude y mis opiniones al respecto, me encanto, espero no te moleste si pongo la direccion de tu blog en el mio para que otros puedan consultarlo.

gracias.

Martín Fragoso dijo...

Hola, gracias por escribir.

Es cierto lo que comentas Elizabeth, no sólo debemos ser críticos con lo que nos presentan, también debemos serlo con nosotros mismos, así podremos evitar el autoengaño.

Hola "chca-que-investiga-de-día-y-balia-de-noche", puedes enlazarme en tu blog, gracias.

Gil-Gil dijo...

Una aclaración:

Si ufología es una palabra compuesta de "ufo" y "logo" , es posible llegar a definir la ufología como la disciplina que se encarga de estudiar el fenómeno ovni. La pregunta sería:¿Cuantas personas de una u otra manera nos interesa el fenómeno, y al menos tratamos de estudiarlo?; la respuesta es, muchas y de muchas condiciones.

La segunda pregunta es: ¿Los investigadores que venden por distintos medios misterios y mas misterios, es posible y hayan acaparado el derecho global de la denominación de ufólogos?. La respuesta es...no.

La tercera pregunta es: ¿Porque Luis Ruíz Noguez dice que la ufología es un circo?. La respuesta simple a ello es que precisamente este señor no concibe llamar a un escéptico investigador del fenómeno ovni, ufólogo. Para el los ufólogos son necesariamente creyentes, y además ha circunscrito la denominación de “ufólogos” a los mercaderes de misterios que tantas veces carecen de toda ética, y la mas mínima vergüenza.

Con ello llegamos a la conclusión que el tratamiento de Noguez a la ufología en general, es injusto.
Sobre el tema sobre los ovnis, y Luis Ruíz Noguez inserté en el apartado “Yo chamaqueo, tú chamaqueas, él chamaquea, nosotros...”, un comentario que en realidad debí insertarlo en este que me ocupa. De esta suerte (¡!), este post sería el remache del que menciono. Sorry.

Gil-Gil
http://www.gil-gil.com
http://estudioovni.zoomblog.com

Don Maor dijo...

Estoy en completo desacuerdo con la explicación que da el profesor Ruiz del caso Kenneth Arnold.
El profe se apoya en la frase de Arnold de que los objetos que vio "se movían como platos lanzados al agua", queriendo concluir de esta manera que los objetos NO eran platillos. La verdad, el mecanismo logico usado por el profe para llegar a esa conclusion deja bastante que desear.

Por otro lado, el profe llega a la conclusion de que lo que vio Arnold fueron los aviones denominados "alas volantes". Lamentablemente, si recordamos la frase que al profe le fascina citar "se movian como platos lanzados al agua", me queda bastante claro el mecanismo logico por el cual NO pueden ser alas volantes, y es por la sencilla razon de que las alas volantes no son mas que aviones y NO vuelan como si fueran platillos lanzados al agua, sino que vuelan como aviones (eso es lo que son).

El profe tiene un poco distorisionada la historia de la ufologia.

Martín Fragoso dijo...

Hola Don Maor.

Cuando te refieres a la confusión -que menciona Luis Ruiz- entre la forma de volar y la forma de los objetos, no sé a qué te refieras con la frase: "el mecanismo logico usado por el profe para llegar a esa conclusion deja bastante que desear". En el Foro de Dios! discutiste con Luis al respecto, no recuerdo si Luis escribió sobre las declaraciones que el mismo Arnold hizo tiempo después aclarando la confusión.

Claro que sería interesante que Luis y otros realizaran un amplio trabajo sobre Arnold (tanto de su avistamiento como de sus investigaciones posteriores -lo de la Isla Maury-), Palmer, Amazing Stories y Fate; es decir, que se realizara un trabajo especial sobre los inicios de "la era moderna del fenómeno ovni".

No sé si Luis tendrá algo escrito sobre su hipótesis de las alas volantes. Sería interesante que si lo tiene, lo publicara en Perspectivas o La Nave de los Locos. Entonces podríamos comentar con más detalle este punto.

No concuerdo con aquello de que Luis tiene un poco distorsionada la historia de la ufología, creo que Luis es el ufólogo que más sabe sobre la historia de la ufología (cualquiera puede leer sus artículos y ver la cantidad de datos que maneja, sus referencias bibliográficas siempre son impresionantes).

Saludos.

Don Maor dijo...

Hola Martin:

cuando digo que la logica de Luis es equivoca me refiero a que cuando uno escucha la frase "los objetos se movian como platillos lanzados al agua" simplemente no puede, a partir de allí, concluir que NO era un platillo.

es como si yo dijera que ví un objeto que "rebotaba en el suelo como una pelota de futbol". Está claro que el objeto perfectamente pudo haber sido, en efecto, una pelota de futbol. La frase entre comillas no me permite negar que haya sido una pelota de futbol.

Por otra parte, en aquella argumentacion que sostuve con Luis, tambien le mostré una declaracion confidencial que Arnold hizo a la Fuerza Area en el mismo año 1947 en la que dibujaba un objeto que ciertamente se puede considerar muy similar a un platillo:
http://www.nicap.org/arnoldka.htm
Este dibujo es muy distinto al que hiciera años mas tarde Arnold, mostrando unos objetos similares a boomerangs. En su declaración a la USAF de 1947 Arnold repite varias veces que el objeto era redondeado, lo cual, una vez más, destruye la hipotesis de las alas volantes.

Por si esto fuera poco (no lo es), existen varios casos de avistamientos de objetos con "forma discoidal" algunos años antes del avistamiento de Arnold, lo cual viene a desmentir la teoria de que la forma discoidal fue creada por la histeria post- Arnold.

Esas son mis objeciones,
Saludos

Gil-Gil dijo...

Hola.
Interesante charla.

Yo me quejo, y también me decepciono al ver la poca imparcialidad de posición de los que se llaman “investigadores” del fenómeno ovni; porque los vemos tratando por todos los medios de “llevar agua a su molino”, y en ocasiones exhibiéndose en papelitos verdaderamente patéticos.
De los comerciantes de misterios, no me extraña; es cuestión de vender, de los escépticos que se adornan con poseer “pensamiento crítico, lógico y racional” , es sumamente frustrante ver la miopía auto impuesta, todo en pos de minimizar un evento, que en verdad no tiene explicación:

Vemos a La Fundación Anomalía decir que ha explicado (racionalmente, claro), El Caso Manises, con un trabajo que no aguantó la primera amonestación.
Vemos a Jaime Maussan sosteniendo como verdadero un encuentro del 3er tipo en Yucatán, cuando los mismos protagonistas ya dijeron que fue una broma hecha utilizando una máscara.
Vemos a P. Klass (finado), hablar del caso de K. Arnold, achacándolo a un meteorito fraccionado, y a los militares de ese tiempo, diciendo sonrientes que fue una alucinación.
Vemos a otros decir que en Roswell, lo que se estrelló fue una ala volante en vuelo de prueba, y los cuerpecillos encontrados eran los cadáveres de niños militares (cadetes), utilizados en la prueba.
Vemos a R. Noguez hablar del caso de Arnold, y prácticamente asegurar que solamente era un prototipo de prueba (checar Northrop), de un avión tipo “ala” (YB-49).

De nada sirve pensar con una poquita de lógica y tomar en cuenta el número de objetos visto por Arnold, la velocidad calculada, la descripción del como se veían volando (platos lanzados sobre el agua), que en realidad catapultan el evento como un avistamiento, genuino de tipo ovni. Siempre habrá quien de manera simplona hable de la ignorancia de la gente que no puede ver el planeta Venus, porque cree haber visto hasta extraterrestres.

Pienso que las posiciones de creyentes y escépticos, por lo que expongo y por todo lo que no expuse, son en realidad posiciones de extremistas, que sirven a un interés personal o de grupo; por ello creo que es preferible asumir y vivir una posición de tipo agnóstica con respecto al fenómeno (término generalmente aplicado a cuestiones religiosas), que creo encierra una introspección y una resultante verdadera: buscamos pruebas para saber si existe el fenómeno con calidad de extraterrestre, cosa que actualmente no las tenemos, por tanto nos declaramos sin la información suficiente para determinarlo.

Esto en lo general, parece ser una queja...
En verdad que si lo es.
Gil-Gil

Luis dijo...

Hola Maor, saludos Martín y Gil-Gil:

El primer dibujo de Arnold apareciò en el East Oregonian y NO era ningùn plato volador, sino un boomerang. Posteriormente Arnold modificó el diseño, a petición de Palmer.

Te podría enviar copia de ese dibujo (no se còmo incluirlo en este comentario).

Gil, agradezco tu comentario, pero núnca me he considerado "investigador". Entiendo que te parezca imparcial pero el problema es que no has leído toda la historia.

Hace años tuvimos esta plática Martín y yo, que ahora publica como entrevista. En ella no me pude extender en el asunto Arnold. Hace también años intenté publicar un libro sobre el caso Arnold, pero no tuve suerte con los editores. Ahí analizo el asunto de la velocidad, el tamaño, la forma, la descripción y otros datos que me llevaron a la conclusión de que lo que vio Arnold fueron alas volantes. Sin embargo los análisis de James Easton prácticamente son los mismos, pero él llega a la conclusión de que se trató de una bandada de pelícanos.

El problema con ambas hipótesis es que es necesario mucho más espacio para explicarlas. Dicho así "era una bandada de pelícanos" o "era una formación de alas volantes" puede dar a lugar a burlas y desprecios. Pero el análisis, paso a paso, cambia la forma de pensar.

En ese trabajo sobre Arnold me extendía un poco sobre los primeros reportes de avistamientos. ¿Qué creen que reportaban esos primeros testigos?
¡Claro! Platos voladores, vasos voladores, planchas voladoras, refrigeradores voladores y varios otros utencilios domèsticos que tenían la particularidad que volaban. Luego las cosas tomaron su cause y se uniformaron: casi todos comenzaron a ver platos voladores.

El asunto de Shaver no es menor. Yo aconsejaría a los que les gusta la ciencia ficción que traten de conseguir y leer lo que Palmer le publicó a Shaver en su Amazing Stories (antes de 1947) y luego lo comparen con The coming of the saucers, con la descripción de Arnold en el primer número de Fate y con toda la literatura ovni que se desprende a partir de ahí. Sabiendo que Shaver obtuvo toda su información a partir de la interpretación de los zumbidos de su máquina de soldar, pueden entender porqué digo que la ufología es el invento de un loco al que se le hizo mucha promoción.

Un abrazo Maor y saludos a los demás.

Luis R N

Gil-Gil dijo...

Hola, saludos a todos.

Las críticas que hago sobre lo publicado por M. Fragoso, son:
La ufología no es un circo como titulan la entrevista, si se entiende por ufología como el estudio de los ovnis:
A esto se dedica gente con tendencias y sin ellas. Por los demás como ya lo dije los fraudes o los objetos voladores identificados, no forman parte del fenómeno ovni. Por todo ello considero injusta la aseveración.
Sobre el caso de Arnold, es posible que Ruiz Noguez lo haya estudiado y que los resultados coincidan con muchos otros, pero si no ha podido exponerlo públicamente con toda su extensión y detalle por falta de espacios, por falta de un palomeo de los editorialistas o por lo que sea, me parece sumamente frustrante que solo nos de los resultados...las críticas quizá se deban a eso.
Seguramente habemos mucha gente que le podamos abrir un espacio al Sr. Ruíz en nuestras páginas para que ahí publique sus investigaciones...aunque quizá habemos muy pocos que podamos renumerar el trabajo que debió haber costado :-(

Por lo demás el ver naves circulares en forma de platos invertidos, no es algo que se desprenda necesariamente de un arquetipo, y lo digo por experiencia. Estos argumentos pueden ser válidos para el “recuerdo” en un trance hipnótico, de entes fantasmales; cuando el hipnotizado tiene información previa sobre abducciones, o cuando el terapeuta induce a ello.

Creo que el grueso de mi opinión general sobre el contenido sobre todo de las respuestas de R. Noguez están en “Yo chamaqueo, tu chamaqueas etc.” de este mismo blog que coloqué ahí por error, y como aquí no se dice nada sobre ello, y tampoco allá, quedo pendiente y atento.

Gracias.
Mi correo es gil-gil@gil-gil.com
o gil_gil1@hotmail.com

Don Maor dijo...

Estimado Luis,

si fueras tan amable de dejar el archivo de la foto del East Oregonian en la Lista del grupo "Dios!" estaría muy agradecido.
o si puedes mandarmela por mail,
donmaor@gmail.com
la verdad es que jamás la he visto ni habia escuchado hablar de ella.

Estoy haciendo un artículo sobre el caso Arnold para mi blog y puedo mencionar la existencia de tal foto e incluso ponerla si me autorizas.
la hipotesis de los pelicanos es un poco dificil de digerir y voy a exponer eso tambien en mi blog.

la hipotesis de la alas volantes tambien es dificil de digerir tambien daré algunos motivos.

prometo avisarte cuando lo publique en mi entrada, para que aproveches de destrozar mi articulo.

En fin, creo que hay mucho que decir en mi blog.

Un abrazo Luis

Mauricio

Luis dijo...

Gil:

Agradezco tu oferta de espacio, pero no es el caso. Tenìa la intensiòn de ir publicando mis notas y artìculos en Perspectivas, pero estoy cansado de los ataques de hackers, spam y amenazas de la gente que cree en ovnis y otros fenómenos "extraños".

Para mí todo eso no son más que protoreligiones: crees o no crees. Y yo no estoy interesado en convencer a nadie, mas que a mí mismo.

El tema me sigue pareciendo interesante y por lo mismo continúo en algunos foros de discusión, pero sólo como lector. Perspectivas desaparecerá o, tal vez, será continuada por mis amigos Kentaro Mori y Diego Zuñiga.

Mauricio:

Te envié el dibujo, pero te pediría que no lo publiques, simplemente porque soy muy envidioso y no me da la gana que algunos ufólogos (no me refiero a tí) se aprovechen de algo que me costó trabajo conseguir.

Espero leer tu artículo y hacer alguna crítica creativa y constructiva.

Saludos
Luis R N

Gil-Gil dijo...

Saludos.

En relación a lo que me responde Luis Ruiz Noguez:

En ocasiones respondo a los mensajes, y en realidad parece que es un parloteo conmigo mismo:

Pienso que el que no se permite externar sus opiniones y publicar sus notas, deja el campo para que otros lo hagan en su lugar...y tantas veces no en el mismo sentido, ni con comparable calidad. Creo que no estuviera contento conmigo mismo si me hubiera coartado mi derecho a opinar sobre los ovnis, si me hubiera amedrentado todo un alud de insultos, amagos por correo, y toda una campaña de descrédito pública orquestada en mi contra hace cosa de 5 años, por gente que se dice escéptica (manchan el nombre), y que hoy día gustan de publicar sus páginas como personas respetables.

Como hacer entender a Luis R. Noguez que no todo esto es protoreligiones, ni cuestión de creencias?, como decirle que los avistamientos ovni son eso; objetos de que no se tienen datos suficientes que los identifiquen, que no todo se debe meter en el mismo saco, y que las apreciaciones generalizadas de que se embadurnan los casos, es un elemento subjetivo que entorpece la clarificación de los eventos? . Si yo se lo digo y no lo entiende, o lo entiende y no lo acepta, está bien: pero ya con ello se ganó algo; poner en la palestra el tema y la reflexión que pueda resultar, de varios lectores que imagino hacen el favor de leer estas notas.

Gracias.

Martín Fragoso dijo...

Siento haberme tardado en responder.

Creo que una pregunta importante es: ¿Puede haber ufología sin extraterrestres (o lo "paranormal")?

El primer problema es -a mi entender- que no hay una sola ufología.

Hay tantas ufologías como interesados en el asunto.

Hace algunos años le realizaron a Alejandro Agostinelli una entrevista (creo que yo la leí en el sitio que tenía el CAIRP).

En dicha entrevista Alejandro afirmaba que los ovnis no sólo son objetos que no han podido identificarse, he aquí algunas de sus reflexiones:

¿Es posible hablar del "fenómeno ovni"? Afirmaba:

"Hablar de 'fenómeno' (en singular) implica aceptar que existen pruebas de que las experiencias con OVNIs responden a una causa única o exclusiva (...) En general, no hay razones para pensar que los casos que siguen inexplicados -los OVNIs en un sentido estricto- posean un origen común o pertenezcan a una única tipología de fenómenos, sea conocida o desconocida (...) Lo que da coherencia y sentido al tema y permite hablar de 'fenómeno' -el hilo conductor que une, por así decir, a un caso con otro- es la mitología extraterrestre. Sin el mito de las visitas alienígenas, la estructura del fenómeno -que es el estereotipo popularizado por los medios- se desmoronaría. Sin ese imaginario, los 'casos' no tendrían solución de continuidad".

La idea extraterrestre "otorga la ilusión de que existe un fenómeno compacto y homogéneo".

¿Entonces cómo podría definirse el fenómeno ovni? Agostinelli decía:

"el fenómeno OVNI es el conjunto de narraciones, percepciones, experiencias y creencias determinadas por la idea de que somos visitados por seres de otros mundos".

De ahí que los ovnis no sólo sean objetos que el testigo y el investigador no puedan identificar, ¿entonces?

OVNI: Estímulo visual cuya naturaleza ha sido imposible establecer y al que el testigo y el investigador le atribuyen o publicitan una naturaleza extraterrestre.

Es evidente que la posición que tenga cada interesado en este asunto sea decisivo a la hora de definir en qué consiste la ufología y qué es un ufólogo. Luis Ruiz ha dicho que los ufólogos no son investigadores sino coleccionistas de casos.

Gil-Gil ha manifestado su desacuerdo con el título de la entrevista (La ufología es un circo), considera que es injusto afirmar tal cosa. Pero quiero señalar que Luis compara la ufología con los circos en el sentido de que los casos (como los actos que se presentan en los circos) aumentan su complejidad con el paso del tiempo (el público pide cosas cada vez más sorprendentes), de ahí el título. Aunque -como señala Luis- Aime Michele lo decía por las cosas absurdas que se presentan. ¿Cuántos absurdos podemos encontrar en la ufología? Hace unos días discutía con un creyente en visitas extraterrestres y me decía que yo exageraba la cantidad de basura ufológica, que no era tanta. ¿Es así? Desde mi punto de vista la norma es que se presenten cosas absurdas y no válidas. Me refiero sobre todo al bajo nivel de la evidencia que suele presentarse a favor de las visitas extraterrestres y la poca autocrítica que existe. Hay muchos ufólogos que consideran cualquier crítica un ataque. A la persona con la que discutía le daba una lista de los absurdos que pueden encontrarse (me la ahorro, creo que cualquier interesado en el tema podría dar su propia lista de absurdos).
¿Es o no un circo la ufología?

Gil-Gil defiende, con toda razón, que esas personas no pueden apropiarse del término "ufología", cierto, pero esa ufología no sólo es la que "más ruido hace" sino que es la que más abunda.

Luis, en la entrevista que le hice, se extendió más acerca del avistamiento de Arnold (incluso yo le pregunté sobre por qué en la portada de Fate aparecían platos o discos voladores, si el mismo Arnold describía su experiencia), sobre lo que Palmer publicó en Amazing Stories (lo de los deros y teros) y sobre el caso de la Isla Maury. Al acomodar la entrevista y transcribirla no apunté esos datos, ese fue mi criterio en ese momento; lo que pensé fue que eso estaría mejor para otra entrada. De hecho en unos días aparecerá algo sobre ciencia ficción y ovnis, y en esa entrada se señalará más acerca del “asunto Sheaver” (el escritor Gabriel Benítez nos aclarará más al respecto). Asunto que todo interesado en la ufología debe conocer.

Considero que para entender mejor el origen de la ufología se deben analizar con más detalle tres cosas: el avistamiento de Arnold, el asunto Sheaver y los primeros reportes de los que Luis nos escribe.

Esperemos que el proyecto "Perspectivas" siga adelante y que podamos encontrar material al respecto, o encontrar esos análisis en La Nave de los Locos.

Saludos.

Gil-Gil dijo...

Hola.
En respuesta a M. Fragoso.

Cuando se habla de concepciones filosóficas, es posible escuchar “la filosofía de Descartes”, “la filosofía de Gustavo Bueno”, etc. esto no implica en realidad que haya muchas filosofías como disciplinas; en realidad en este rublo, existe una sola disciplina que se llama Filosofía, la cual ha aportado distintos conceptos a lo largo de la historia, por lo que pienso es mas factible verla como un “cuerpo cultural viviente en evolución”, y no como un cúmulo de fracciones.
En cuestiones ufológicas, creo que no tiene en verdad motivo para hablarse de muchas “ufologías”; porque como en todo, existen distintas maneras de ver las cosas, y todo ello se da en el mismo tema global.
Pienso que tenemos casos inexplicados, y objetos no identificados, y sobre ello se teoriza, se intuye, y se propone posibilidades de respuesta. Hay algunas propuestas de explicación que chocan con lo que manejamos como lógico, y de lo que consideramos posible, hay otras que van y se pierden en lo fantasioso, y existen otras de carácter ”reduccionista” que proponen una solución simple, y del orden cotidiano.

Con que cristal se mira el mundo de estos eventos irregulares?.

Yo mismo me respondo; es claro que en mas de las veces, las tendencias de las propuestas, no los dicen.
Creo que la capacidad que tengamos del adecuado manejo, de datos nos marca el camino para proponer respuestas, siendo la mayor dificultad que nos encontramos; el faltante de datos, o el falseo de datos.

Por otro lado, ciertamente el “fenómeno ovni”, se maneja en singular, porque engloba una serie de eventos que tienen PARTICULARIDADES similares y no porque se intuya o se pretenda tener prueba de que su causa es única o exclusiva; de hecho esta es la principal incógnita. Ejemplos de estas particularidades son forma, velocidad, capacidades de vuelo, etc. etc.
Lo que da en realidad forma para que se hable de cuestiones extraterrestre, es precisamente que estas “particularidades” exceden con amplitud, lo que al menos conocemos o se tiene noticia oficialmente de naves terrestres. De esta forma lo que une para hablar de posibilidad extraterrestre en algunos eventos de ovnis, es precisamente estas propiedades, y no necesariamente un estereotipo popularizado como lo define Agostinelli.

Pienso que la suma de lo que es el fenómeno ovni (avistamientos), a las narraciones de contactismo y de abducción, mas que beneficio nos trae confusión; porque estos dos últimos llevan consigo una pretendida respuesta a los avistamientos ovni, que pretende promover el pensar en una causa de tipo extraterrestre, y una vez que se prueban fraude tras fraude (al menos en el contactismo), el fenómeno ovni en si, sufre el desprestigio (con todo y causa probable), y después de ello se dejan escuchar las voces definitorias que gustan de tomar conceptos sociológicos, aplicándolos a niveles patológicos al menos a la comunidad interesada en el fenómeno, y de esta forma etiquetar poder etiquetar de circo el fenómeno, y "ganar el chance" de enterrarlo.

Es verdad que muchos ufólogos venden mentiras, y aportan todo un espectáculo circense que tiene la capacidad para adivinar o sorprender al cliente, pero aunque ellos representen a la mayoría, no es justo generalizar con un calificativo a la totalidad; si sabemos que en realidad la minoría, representan a la VERDADERA ufología.

Un Saludo.

♦♦♦sol♦de♦soles♦♦♦ dijo...

! HOLA ¡ navegando te encontré...
me encantó tu blog, te seguiré leyendo... te deseo mucho éxito, estoy totalmente a favor de los extraterrestres, deberías escribir sobre el comando ashtar... ojalá y me visites...

Anónimo dijo...

LOS OVNIS,LOS EXTRATERESTRES, SI EXISTEN, MUCHOS DE LOS VIDEOS QUE SE HAN HECHO SOBRE ELLOS SON VERDADEROS, PERO TAMBIEN HAY FRAUDES, Y ESTO CONFUNDE A LA GENTE, TAMBIEN LOS UFOLOGOS NOS HAN VENIDO CONFUNDIENDO, PORQUE ELLOS MISMOS IGNORAN LO QUE EN VERDAD ESTA PASANDO, LO MAS IMPORTANTE ES TENER UNA MENTE ABIERTA Y COMERNOS EL CUENTO DE MUCHOS "INVESTIGADORES", LA GENTE NO NESECITA QUE OTROS PIENSEN POR ELLOS NOSOTROS TENEMOS NUESTRA CAPACIDAD DE RAZONAMIENTO MUY DESARROLLADA COMO PARA JUZGAR NUESTRA EXISTENCIA.

Centro de Ciencias dijo...

Estimado Luis:
Soy maestra en una secundaria y resulta que mis alumnos están vueltos locos por los temas de ovnis, extraterrestres y demás.
Me enteré que diste una charla en la UAM en el marco de "Pseudociencias bajo la lupa"
¿Podrías venir al colegio a darnos una plática?
te dejo mi correo para que nos contactemos. No te escribí a tu correo porque no lo tengo
mil gracias, ojalá que puedas.
roana.pg@gmail.com
Anaís

Centro de Ciencias dijo...

Estimado Luis:
Me encantaría ponerme de acuerdo contigo para que vengas a mi colegio a dar una plática. te dejo mi correo:

roana.pg@gmail.com
Mil gracias¡¡¡

Anaís